Primeras impresiones del Gear S2

Simplemente impresionante, así es como definiría la última conferencia de Samsung en este IFA 2015. En esta ocasión el acontecimiento se ha realizado en un icónico edificio que ya utilizó, precisamente Samsung, el año pasado para presentar los nuevos Note 4 y Note Edge. A diferencia del evento anterior, la compañía coreana ha decidido mostrar más a fondo su nuevo smartwatch estrella, el Gear S2.

La puesta en escena ha sido sobresaliente, efectos muy conseguidos a la par que impactantes han servido para ganarse el calor del público que clamaba cada anuncio. Si sumamos a todo esto la representación de cada una de las personas que subían al escenario el resultado es increíble, un diez a Samsung en este apartado que se lleva, con bastante diferencia, el premio a la mejor show de toda la feria.

Una vez finalizado el “Gear S2 Showcase”, se habilitó un conjunto de salas para probar de primera mano el nuevo reloj inteligente. Tras esperar un tiempo bastante considerable, por fin pudimos acceder a la unidad Gear S2 Classic, el modelo más premium.

 

ASPECTO FÍSICO

Las primeras impresiones que uno tiene al tocar por primera vez el dispositivo son relativamente burnas; por un lado, la caja de metal se muestra sólida y bien acabada, por el contrario, la correa de cuero no está a la altura del resto de dispositivo ya que se nota débil y barata.

 

IMG_9340

 

Pasado esto, todas las miradas se van a la nueva corona que luce espectacular. Cada click es suave y nos hace deslizarnos por la interfaz, es uno de los aspectos más diferenciales de este smartwatch y los coreanos se han encargado de que lo tengamos muy presente. En el apartado del software os explicaré más detalladamente su funcionamiento.

Girando el dispositivo nos encontramos con dos botones, el superior se encarga de haber las funciones de “botón atrás”, mientras que el inferior se comporta como “botón Home”. Para acabar, en la parte posterior podremos diferenciar el sensor de ritmo cardiaco junto a un micrófono.

 

SOFTWARE

La situación de hoy en día en el mercado de relojes inteligentes es cuento menos interesante, especialmente si nos fijamos en las diversas apuestas por software de las diferentes marcas. Los primeros informes apuntan a un claro dominio de Apple con su Apple Watch y Watch OS, seguido de Samsung con Tizen y las diferentes marcas con Android Wear. Para este modelo, la firma coreana se mantiene firme y renueva su apuesta con Tizen por todo lo alto pero con una gran novedad, ahora el Gear S2 puede sincronizarse con todos los dispositivos que tengan mínimo 1,5 GB de RAM y Android 4.4.

Su funcionamiento es fluido e intuitivo. La ya mencionada corona, nos permite movernos por todo el sistema rápidamente, si esto no te convence, Samsung da la posibilidad de usar el dedo para desplazarnos.

Con un giro de muñeca se activa la pantalla, esta muestra una watch face, la cual se puede personalizar para añadir el día o incluso cambiar el aspecto de las manecillas. Si desplazamos a la izquierda se muestran las notificaciones, estas se pueden responder fácilmente e incluso leer completamente en caso de tratarse de, por ejemplo, un e-mail. Por otro lado, si desplazamos a la derecha aparecen diferentes widgets entre los que destaca el del tiempo, calendario, deporte y uno para medir la cantidad de agua y cafeína. Para finalizar, si con un deslizamiento desde arriba hasta abajo se nos abre un panel para controlar el volumen, brillo y la sincronización con nuestro smartphone.

 

 

PANTALLA

IMG_9323

Último punto de estas primeras impresiones, la pantalla. Como no podía ser de otra forma contamos con un panel completamente circular de 1’2 pulgadas, diferenciándose así claramente de su antecesor el gigante Gear S. La calidad de la pantalla con tecnología Super Amoled luce espectacular, buena interpretación de colores y correctos ángulos de visión la colocan como una de las mejores del mercado. Respecto al brillo y comportamiento en exteriores no puedo decir mucho, ya que la prueba se realizó en un pabellón.

 

 

CONCLUSIONES

A nadie le cabe duda de que Samsung ha hecho los deberes y nos a mostrado un pulido smartwatch que tiene pinta de convertirse en uno de los mejores, sino el mejor, de los relojes inteligentes del mercado. En definitiva, novedades como la inclusión de una e-sim o la posibilidad de utilizar Samsung Pay lo hacen más y más atractivo; pero no todo es bueno y como incógnitas tenemos el incierto funcionamiento de futuras actualizaciones y el uso en el día a día de este nuevo uso sistema.

¿Qué te ha parecido este Samsung Gear S2? ¿Cualcrees que es el mejor reloj inteligente?

 

Miguel Tajada

Twitter: @mtajada2000

You may also like...